Oye Heroe de Sofá, ahora que entramos en desescalada es que toca ser resilientes…

Con la relajación del confinamiento en la mayor parte del mundo, el lunes 4 de mayo, en lugares como Italia, India, España y Sudáfrica, los humanos se encontraron con una inesperada sensación inquietante. Inquietos por si era demasiado pronto para terminar el confinamiento y la amenaza de una escalada contagiados aguardaba la posibilidad de volver atrás. A este temor le acompañaba la ansiedad: ¿acaso el regreso al trabajo borraría el período de reflexión que nos había acercado incluso cuando el distanciamiento social nos mantenía físicamente separados? Y ¿qué de los pájaros, cuyo canto pronto será ahogado de nuevo?